enoturismo

enoturismo en Murcia

Enoturismo desde Murcia

18Abr

El enoturismo o turismo del vino es una nueva forma de hacer turismo, que consiste en recorrer una zona productora para conocer desde adentro todo lo que rodea al mundo del vino.

El interés principal es el vino, pero el enoturismo está estrechamente relacionado con la gastronomía y la cultura. Para quienes buscan vivir esta experiencia, la zona de Murcia ofrece tres Rutas del Vino: Jumilla, Bullas y Yecla. Las tres están certificadas por la ACEVIN (Asociación Española de Ciudades del Vino).

Actividades

Las rutas del vino de Murcia incluyen visitas a bodegas, catas y cursos; también se organizan actividades complementarias que incluyen degustaciones, talleres y paseos a caballo.

El arte y la cultura son una parte importante del enoturismo, por lo que también hay actividades relacionadas con estas áreas. En Murcia se combina el gusto por el vino con la historia y la arquitectura, que son grandes atractivos de la región.

Bullas

En la ciudad de Bullas se puede visitar el Museo del Vino. Se propone también una visita guiada al centro histórico para recorrer sus calles y visitar sus plazas y sus iglesias, principalmente la Iglesia del Rosario.

El entorno natural también es un atractivo del lugar. Una excelente opción es dar un paseo por el Valle de Aceniche, donde se podrá apreciar el paisaje montañoso, visitar los viñedos y una tradicional bodega.

Jumilla

En esta ruta del vino está incluida la visita al castillo de Jumilla, desde donde se podrá disfrutar de una maravillosa vista. También se podrán recorrer las calles del pueblo y visitar la iglesia de Santiago y el convento de Santa Ana del Monte.

En la sierra del Carche está una de las principales bodegas de la denominación de origen Jumilla. No hay que perderse una visita por sus instalaciones y recorrer los viñedos, para conocer de cerca el proceso de producción del vino.

Yecla

En esta ciudad llena de tradiciones donde conviven la historia y la modernidad, los visitantes podrán recorrer las calles, visitar la basílica y la plaza y degustar los libricos, dulces típicos de Yecla.

Esta ruta de enoturismo también incluye un recorrido por los viñedos y degustaciones en una tradicional bodega.

El turismo del vino está de moda. La ruta a planificar es realmente atractiva: visitar las bodegas murcianas, conocer el proceso de elaboración de esta bebida mundialmente apreciada, saber la forma de oler, tomar y apreciar el vino, y recorrer viñedos y otros parajes naturales con encanto.